Cómo enfrentarnos al alcohol en situaciones sociales

Cómo enfrentarnos al alcohol en situaciones sociales

Vivimos en una sociedad de consumo cultural de alcohol. Mantenerse alejado del consumo es casi imposible. La primera recomendación cuando dejamos de beber alcohol es que evitemos todo lo posible los objetos, lugares, personas y situaciones que nos recuerdan a su consumo. Es cierto que en algún momento tendremos que enfrentarnos a alguno de ellos, ya que no podemos pasarnos la vida aislados de una sociedad que, lamentablemente, fomenta el consumo de alcohol.

Seguramente no queremos tirar todos los objetos que nos recuerden a esta sustancia. Puede que tengamos una cristalería antigua heredada o algunos de los botelleros de pared que alguien querido nos ha regalado; son objetos que nos gustan mucho o que tienen un valor sentimental, y no tenemos por qué deshacernos de ellos, sino simplemente buscarles un uso alternativo. Por ejemplo, puede ser un detalle decorativo divertido llenar los botelleros con botellas de vidrio de soda y refrescos, con estilo vintage.

Tampoco dejaremos de acudir a todos los lugares donde se consume alcohol, porque eso puede limitar nuestra vida social, y definitivamente, tampoco vamos a  dejar de lado a esas amistades o familiares tan queridos que no paran de beber; pues nos aportan mucho y no se puede esperar que los desechemos de nuestra vida como si fueran cosas.

 

¿Qué podemos hacer entonces para evitar el consumo de alcohol en estas situaciones sociales?

Lo principal como decimos siempre en este blog es evitar las situaciones de riesgo durante tu tratamiento y durante cierto tiempo después. Recuerda que es una enfermedad y nunca se cura, por lo tanto deberás aprender a controlarlo.

1 – Alternativas al alcohol

Una vez que ya has terminado tu tratamiento y ha pasado suficiente tiempo podrás salir a lugares en donde deberás buscar alternativas al alcohol. Afortunadamente, es cada vez más común que mucha gente evite su consumo por múltiples motivos. Estas son algunas de las alternativas que podemos pedir en prácticamente cualquier establecimiento:

Refrescos, mostos y zumos

  • Estos suelen estar disponibles en todos los sitios y son la opción que menos explicaciones implica. Los mostos, por ejemplo, son una opción perfecta cuando acompañamos a alguien en la famosa “hora del vermut” o cuando vamos de tapeo. Tampoco nadie se extrañará si pedimos un refresco en una discoteca o pub.

La opción Realfood

  • Algunas personas no solo tratan de evitar el consumo de alcohol, si no también el de bebidas azucaradas y edulcorantes. Esto hace que sus opciones estén aún más limitadas. Sin embargo, hay también alternativas. El café, los tés o infusiones están disponibles en casi cualquier sitio, y pueden tomarse con o sin hielo. En cuanto a los pubs y otros locales nocturnos, podemos pedir agua con hielo y un poquito de hierbabuena, un chorrito de limón, unas rodajas de pepino, jengibre o lo que más nos guste.

 

2 – Haz deporte

Da igual la edad que tengas, es fundamental que hagas ejercicio.  El deporte te va a aportar:

  • Placer.  Activa los circuitos de recompensa del cerebro, libera endorfinas.
  • Diversión. Si te das la oportunidad de empezar a notar sus beneficios, puedes pasarlo muy bien y hacerlo en compañía.  Te hace falta reírte.
  • Valoración del esfuerzo.  Aprenderás a valorar el esfuerzo por cuidarte .
  • Ayuda a combatir los síndromes de abstinencia. Reduce la ansiedad  de los primeros meses y te mantiene concentrado en el aquí y el ahora; algo fundamental para aplicar en tu vida.
  • La oportunidad de conocer gente y relacionarte. Mejorarás las habilidades sociales.

No importa si tienes algunas restricciones por problemas físicos. Hay muchas disciplinas y seguro que alguna te va bien. En los gimnasios pueden aconsejarte. Tienen una buena oferta de actividades y darás con la tuya.

 

3 – Rutinas diferentes

Es clave para olvidar el caos de tu época de consumo. Lleva una vida ordenada. No necesita ser marcial, pero fíjate que casi todo el mundo sigue la suya propia, aunque no sean adictos. La gente suele llevar a los niños al colegio a la misma hora, citarse con amigos un día concreto a la semana, trabajar o estudiar con un horario establecido…etc.

 

 

baner mantenerse sobrio

 

 

¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes


¡Exprésate! Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



Aún no hay comentarios en esta entrada. ¿Te animas?