Cómo saber si soy Alcohólico

Si has llegado hasta aquí, seguro que alguna vez te has preguntado si eres alcohólico o no. Pues para saber si eres alcohólico lo más sensato y fácil es acudir a tu médico de cabecera para que te haga un test y pruebas

Hay diferentes test diseñados para reconocer los síntomas y signos de esta enfermedad. Según los que cumplas tendrás o no la enfermedad y se sabrá en qué fase. Además hay diferentes pruebas analíticas que demuestran con objetividad el alcoholismo.

Si quieres saber si una persona es alcohólica te invitamos a que leas nuestro artículo sobre “Cómo saber si una persona es alcohólica”.

El objetivo de este documento es resumir las evidencias de la dependencia del alcohol. Para ello, lo primero que describiremos será qué determina el consumo de riesgo, perjudicial y la dependencia del alcohol. Lo segundo será cuál es la dificultad para darse cuenta del problema y por último un resumen de las señales que debería hacer saltar las alarmas.

Qué se entiende por consumo de riesgo, perjudicial y dependencia del alcohol

La OMS declara las diferencias entre el consumo de riesgo, el perjudicial, el excesivo y la dependencia del alcohol. En este documento os dejamos las diferencias que se marcan.

Consumo de riesgo

Según la OMS, el es un nivel o patrón de consumo de alcohol que puede causar daños en la salud. La cantidad difiere entre hombre y mujeres:

  • Hombres: un consumo de entre 40 y 60 g.
  • Mujeres: un consumo regular de 20 a 40g.

El consumo perjudicial

Para los hombres será un consumo mayor de 60 g diarios y para las mujeres un consumo regular de 40 g.

El consumo excesivo

No hace distinción entre los dos sexos, sino que indica que es un conusmo de por lo menor de 60 g en una sola sesión.

La dependencia del alcohol

Es un conjunto de fenómenos conductuales, cognitivos y fisiológicos en los cuales el uso del alcohol se transforma en prioritario para el individuo, en contraposición con otras conductas que en algún momento tuvieron mayor valor para él.

supera-el-alcoholismo

¿Cómo sé si tengo un consumo perjudicial o de riesgo?

Hay dos opciones: Por tu cuenta o yendo a un médico de atención primaria.

1 – Yendo a un médico


Deberás responder a los cuestionarios con preguntas que han sido correctamente probadas y validadas por la OMS para los profesionales de atención primaria. Según tus respuestas el médico podrá definir qué grado de consumo se ajusta a tus hábitos.

El Cuestionario de identificación de los trastornos por consumo de alcohol de la OMS (AUDIT-C, por sus siglas en inglés), tiene por objetivo identificar consumos de alcohol de riesgo o perjudicial en la población. La identificación del tipo de consumo de alcohol de un paciente se realiza mucho mejor cuando se incorpora a las prácticas clínicas de rutina. Hay varias preguntas, aquí os las dejamos:

  • La primera pregunta debe ser sobre frecuencia del consumo
  • La segunda pregunta debe valorar la cantidad de alcohol bebido en un día de consumo normal
  • La tercera tiene como objetivo conocer la frecuencia de episodios de consumo elevado de alcohol

2 – Por tu cuenta


Fuera de la atención primaria, una persona puede detectar un problema con el alcohol atendiendo a ciertas señales o alarmas. Las alarmas deberían saltar si cumples varias de las siguientes señales.

Señales de alerta

  1. Bebes a diario
  2. Bebes en grandes cantidades pero no tan habitualmente
  3. Tener decido no beber  en ciertas situaciones y al final hacerlo
  4. Resistirte a consumir. Prometerte que solo vas a tomar un par hoy y terminar a las tantas, otra vez!
  5. Pensar en que vas a ir a tomar a menudo mientras estás realizando obligaciones y llegar a sentirse excitado o ansioso porque llegue ya el momento
  6. Sentirse mal después de beber ya sea por remordimientos o sentimientos de culpa Sentir que el estado de embriaguez lleva a hacer cosas que no harías sobrio
  7. Hacer cada vez más cosas relacionadas con el consumo. Dedicarle más tiempo
  8. Tener lagunas de memoria
  9. No hacer actividades donde no haya consumo. Dejar de hacer cosas que te hacían feliz antes porque no son propias del consumo. Y si se hacen son sólo una excusa para ir a tomar luego con gente y no tener que ir solo.
  10. Preferir el consumo de alcohol por encima de cualquier otra actividad o plan. Priorizo irme a tomar y al día siguiente sé que voy a fallar en el trabajo o en esa cita importante, pero me da igual
  11. Manipular a los demás hasta conseguir irse a tomar
  12. Pensar que la gente que no bebe es un rollo y se prefiere no pasar tiempo con ellos
  13. Mentir sobre lo que se consume realmente
  14. Tener la sensación de que lo que pide el cuerpo es beber hasta caer inconsciente.  Querer emborracharse rápido
  15. Ser consciente en algún momento de que algo no va bien y pensar que necesitas aprender a beber con control

Cuándo debes consultar a un especialista

Si beber te está causando problemas graves en tu vida habla con tu médico o con un especialista. Si tu familia lo ha notado pero tu no puedes darte cuenta ya que lo disfrazas de excusas, habla con tu médico o un especialista. Las excusas que te dices son engaños que te impiden darte cuenta de que realmente tienes un problema y un problema grave.

Si estás en un estado más avanzado y sí que lo sabes, pero no puedes darte cuenta tampoco porque prefieres pensar que puedes controlarlo, que lo vas a dejar cuando quieras, consulta con tu médico o con un especialista.

Escucha a tus familiares, amigos cuando te digan que tienes un problema con el alcohol. Reflexiona sobre la posibilidad de hablar con alguien que haya tenido este problema y se haya recuperado.

Si tu ser querido necesita ayuda

Cuando un miembro de la familia es alcohólico, como cualquier otra enfermedad, afecta a toda la familia. Convivir con un paciente de alcoholismo no es fácil ya que muchos de ellos no reconocen el problema. La intervención por parte de los familiares puede ayudar a algunos a aceptar que necesitan ayuda profesional.

Si te preocupa que un ser querido que bebe en exceso, pide ayuda a un profesional con experiencia en el tratamiento del alcoholismo.

solicita consulta ahora
¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes