Síndrome de abstinencia alcohólica

Para saber si los síntomas que estás sufriendo se deben al síndrome de abstinencia alcohólica acude a un especialista para que te saquen de dudas. Es necesario informarse sobre estos síntomas para enfrentarlo de la mejor forma y reducir así la probabilidades de sufrir una recaída. A continuación te contamos todo lo que debes saber sobre los síntomas de la abstinencia alcohólica.

¿Qué es el síndrome de abstinencia del alcohol?

El síndrome de abstinencia del alcohol se describe como el conjunto de signos y síntomas que aparecen al dejar de consumir el alcohol en individuos que han desarrollado la dependencia al alcohol.

Cuando se interrumpe de forma brusca el consumo de alcohol en una persona que tienen dependencia, al menos física al alcohol, aparecen estos síntomas. Incluso en ocasiones estos síntomas pueden darse cuando el consumo disminuye.

Ya que se trata de una fase que no puede evitarse, muchas personas que consumen alcohol en grandes cantidades y personas adictas ya a la bebida, deciden no superar ese consumo excesivo por miedo a esta etapa. Sin embargo, es claramente más peligroso para la salud seguir con el consumo de alcohol.

Es una fase que no puede evitarse, pero sí puede controlarse por expertos y especialistas

Es necesario que para superar estos síntomas, el paciente sea controlado por médicos y especialistas en el tratamiento de adicción. En sus primeros días de su tratamiento de desintoxicación, se interrumpe la intoxicación del alcohol y el organismo manifiesta un conjunto de trastornos físicos y psicológicos de intensidad diversa. Esta situación es muy peligrosa, ya que debido a las irregularidades orgánicas que genera puede llegar a producir la muerte. Lo que se conoce como Delirium Tremens.

Estados del síndrome de abstinencia alcohólica

El estado de privación


El estado de privación es la interrupción de una intoxicación crónica. Esto da lugar a una serie de desórdenes patológicos. Al interrumpir la intoxicación, el organismo manifiesta un conjunto de trastornos físicos y psicológicos de intensidad diversa. En el síndrome de abstinencia agudo es especialmente peligroso debido a las irregularidades orgánicas que genera y puede llegar a producir la muerte.

Los síntomas suele aparecer aproximadamente entre las 6 y las 30 horas después de la última consumición. Aunque en personas de alcoholismo crónico, dada la habitualidad de la intoxicación, los tiempos se acortan y cada vez se mostrará antes. Los médicos miden con la escala CIWA y necesita tratamiento clínico, médico.

Hay cuatro estados: muy leve, leve, moderado e intenso. Los estados se clasifican según la intensidad de los síntomas. El conjunto de síntomas tiene que estar en un grado determinado. Por ejemplo, puede ser que en el grado leve haya cierto nerviosismo, pero no haya ansiedad, en el moderado aparezca y en el grave sea un ataque de pánico. 

Los síntomas que se pueden dar son:

  • Cuadros de ansiedad
  • Sudoración
  • Vómitos
  • Temblores
  • Insomnio
  • Nerviosismo
  • Agitaciones
  • Sobresaltos
  • Fatiga
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Agresividad
  • Alteraciones de la frecuencia cardíaca
  • Taquicardia
  • Hipertensión
  • Dolores de cabeza
  • Fiebre
  • Convulsiones

 

La fase del Delirium Tremens


El síntoma más grave es el Delirium Tremens, que suele aparecer entre a los tres o cuatro días de interrumpir el consumo cuando ya se ha decidido dejar la bebida. Sólo un 5% de los pacientes alcohólicos llegan a esta fase de la abstinencia.

Se trata en unidades de cuidado intensivo, y se muestra acompañado de agitación psicomotriz, cuadro de desorientación y confusión, alucinaciones, intensa angustia e importante repercusión afectiva.

Tipos de síndrome de abstinencia

La clasificación de este síndrome reside en diferentes estadios de gravedad de un mismo proceso, por lo que paciente puede pasar de uno a otro. La clasificación se puede presentar de la siguiente forma:

1 – Síndrome de abstinencia agudo:


Es al que se denomina justo después de abandonar el consumo de alcohol. Abarca tanto los síntomas físicos como los psicológicos, provocando en el adicto sensaciones que lo empujan a volver a consumir alcohol si no se trata como es debido.

 

2 – Síndrome de abstinencia tardío


Es el conjunto de secuelas que a nivel del sistema nervioso persisten durante un largo periodo de tiempo después de conseguir la abstinencia. Complica a nivel físico y psíquico una adecuada recuperación. Dificulta el poder llevar una vida sana y también es responsable de la recaídas.

 

3 – Síndrome de abstinencia condicionado (psicológico)


Una vez pasado un largo periodo de tiempo tras la recuperación, el paciente recuperado puede verse en situaciones y ser sensible a estímulos que antes le hacían beber alcohol. En estos momentos es cuando aparecen estos síntomas, los cuales son los del agudo.

supera-el-alcoholismo

¿Qué tratamiento debe aplicarse?

Se puede tener este síndrome sin saberlo porque hay personas que no saben que tienen dependencia al alcohol. Esto sucede en individuos que creen que beben poco, pero a diario.

Para un consumidor habitual es difícil reconocerlo porque en un estado leve el consumidor lo puede confundir con los síntomas de una resaca. Se trata de un conjunto de consecuencias que el organismo sufre después de haberse intoxicado cuando la cantidad de alcohol ingerida es mayor de la que el organismo puede asimilar en su metabolización. Para que haya síndrome tiene que existir una dependencia.

Régimen ambulatorio

Los pacientes con síndrome de estado muy leve y leve, pueden tratarse en régimen ambulatorio. A través de la administración de benzodiacepinas de vida corta se pueden controlar los síntomas, y con la ayuda de un acompañante, estas dosis se irán reduciendo cada semana. Asimismo, los tratamientos terapéuticos son indispensables para un recuperación total del paciente.

Hay que realizar una correcta desintoxicación y recibir psicoterapia.

Régimen ingresado

En el caso de pacientes que se encuentren en un estado moderado a grave, es necesario un tratamiento médico en hospital o centro especializado. Es recomendable solicitar la opinión de un experto para conocer el estado real del paciente y saber cómo actuar en ese caso, ya que como hemos comentado anteriormente, puede ser mortal.

Cuándo debes consultar a un especialista

Si beber te está causando problemas graves en tu vida habla con tu médico o con un especialista. Si tu familia lo ha notado pero tu no puedes darte cuenta ya que lo disfrazas de excusas, habla con tu médico o un especialista. Las excusas que te dices son engaños que te impiden darte cuenta de que realmente tienes un problema y un problema grave.

Si estás en un estado más avanzado y sí que lo sabes, pero no puedes darte cuenta tampoco porque prefieres pensar que puedes controlarlo, que lo vas a dejar cuando quieras, consulta con tu médico o con un especialista.

Escucha a tus familiares, amigos cuando te digan que tienes un problema con el alcohol. Reflexiona sobre la posibilidad de hablar con alguien que haya tenido este problema y se haya recuperado.

Si tu ser querido necesita ayuda

Cuando un miembro de la familia es alcohólico, como cualquier otra enfermedad, afecta a toda la familia. Convivir con un paciente de alcoholismo no es fácil ya que muchos de ellos no reconocen el problema. La intervención por parte de los familiares puede ayudar a algunos a aceptar que necesitan ayuda profesional.

Si te preocupa que un ser querido que bebe en exceso, pide ayuda a un profesional con experiencia en el tratamiento del alcoholismo.

solicita consulta ahora
¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes