Beneficios de dejar de beber

El alcohol es una droga tóxica que provoca alcoholismo y otras enfermedades bastante graves. Además, el consumo abusivo complica mucho la vida de una persona y su entorno. A continuación haremos un recorrido por los beneficios de dejar de beber.

Beneficios de dejar de beber

Dejar de consumir no es el objetivo sino el medio para llevar una vida de calidad y aprender a vivir sin necesidad del consumo. Si dejamos de beber, evitamos desarrollar la adicción al alcohol, la fase más avanzada del consumo. Una enfermedad que supone un tremendo sufrimiento.

Si dejamos el consumo, todo van a ser beneficios

1 - Recupera el control

Recuperar el control sobre tu comportamiento y recuperar la estabilidad de tus emociones. El sistema nervios se ve muy perjudicado con el consumo y se desarrollan trastornos mentales que afectan al área de las emociones, los procesos de pensamientos, la concentración y el juicio.

  • Dejarás de perder los nervios.
  • Evitarás convertirte en una persona que maltrata, quizás incluso en un agresor o agresora.
  • Dejarás de mentir. No necesitas ocultarte ni manipular más.
  • Evitarás convertirte en una caricatura de ti mismo donde hasta lo bueno está distorsionado por tus excesos.
  • No te meterás en problemas. Dejarás de actuar presa de tus emociones y de actuar por impulsos o ira.
  • Dejarás de tener una batería de pensamientos que no te dejan tranquilo. Sabrás qué es estar en paz.
  • Dejarás de sentirte solo, deprimido, ansioso.  

2 - Recupera a tu familia y amigos

Dejar de hacer daño a tus seres queridos es una gran motivación para dejar el alcohol La familia ha sufrido mucho por verte en ese estado y ver cómo te destrozas la vida. Es un proceso muy bonito recuperarles.

Sobre todo si tienes hijos, estás a tiempo de que conozcan a su verdadero padre o madre y es que se lo merecen. Los hijos de alcohólicos sufren mucho y terminan por ejercer un rol en la familia que no les corresponde. Devuélveles a su papel de hijos. Necesitan a su figura paterna o materna.

Todo tu entorno ha estado muy frustrado porque no podían ayudarte y ahora que te has dejado, la mayoría de problemas con ellos, si los tenías, van a desaparecer. El consumo excesivo hace que no estés bien y que distorsiones la realidad. Muchos de los conflictos que crees tener con algunos familiares no lo son.

Es un proceso muy bonito recuperarles.

Son consecuencias de tu enfermedad, fruto más de la forma de pensar de un alcohólico y de la necesidad de justificar sus consumos. Por eso, a veces ni existen. Si existen esos conflictos, estarás mucho mejor para poder solucionar las cosas como un adulto y no evitándolas para que aumente el rencor en ti o de mala manera porque tus reacciones son inesperadas o desproporcionadas.

3 - Recupera tu pareja

Al igual que a la familia, probablemente has estado a punto de perder una pareja. Las peleas, vacíos, reproches, el llegar tarde, el tratarle según esté tu humor del día y que el alcohol haya sido el verdadero protagonista de tu relación hasta ahora. Convertiste a tu pareja en una persona controladora, la convertiste casi en policía, en tu cuidador y en tu codependiente.

Ahora puedes querer a alguien porque al dejar de beber aprenderás a quererte a ti mismo.

Es la hora de dejar todo eso atrás. Aún estás a tiempo de tener una pareja con la que disfrutar de unas relaciones sanas y además no afectadas por disfunciones sexuales. Tendrás unas relaciones sexuales mejores. El alcohol te vuelve celoso, suspicaz, posesivo, controlador…etc.

4 - Sentirse sano

No tendrás resacas y esto ya es bienestar. Levantarse hecho polvo y arrastrarlo durante un día detrás de otro no será una constante en tu vida. Recuperarás el ciclo natural de sueño. Se acaban también las alteraciones y el insomnio. 

Aprovecharas los nutrientes, beneficios y vitaminas de los alimentos que tomes. Y comerás mejor porque volverás a tener olfato y gusto. Eso si, cuidado con el dulce porque te va a apetecer más de la cuenta.

Llevar una vida sana es tener calidad de vida.

Aumentaras tus defensas, reforzando el sistema inmunitario y aumentarás tu esperanza de vida.

5 - Recuperarás tu dignidad

Desgraciadamente, los pacientes relatan episodios en los que se han sorprendido haciendo algo que les cuesta mucho reconocer y asumir.

Es lo que produce un trastorno por consumo: tener conductas inapropiadas cuando consumes, que seas infiel cuando no quieres, violento, que provoques peleas públicas, que vuelvas de un modo lamentable a casa, que abuses de la prostitución, …todo esto que hace sentir muy mal.

Cuando dejes el consumo, desaparecen esos episodios y lo que traen consigo: malestar, sentimientos de culpa, vergüenza, remordimientos o traumas. Podrás levantarte con la cabeza alta y recordarás siempre lo que hiciste ayer. Adiós a las lagunas de memoria.

Si se llega a la fase de depender de la botella a cada momento, ya es suficiente sufrimiento para querer no verse así más.

supera-el-alcoholismo

6 - Funcionarás mejor

El consumo afecta a las capacidades cognitivas. Mejorará todo lo relacionado con el procesamiento de la información. El consumo perjudica todas las funciones cerebrales y hace que no trabajen bien. Recuperarás la capacidad de comunicarte con los demás. Mejorarás:

  • Memoria
  • Atención
  • Dedicación
  • Toma de decisiones
  • El lenguaje

Entre los bebedores hay un mito de que en ciertas profesiones específicas se es más creativos porque se bebe. Pero es todo lo contrario. Es otra excusa que los consumidores quieren creer por su resistencia a dejar la sustancia, para justificar su consumo de una manera más o menos consciente.

El hecho de no estar siempre con resaca, cansado, con dolores de cabeza e irritado con el malestar de los síndromes de abstinencia, te permitirá rendir mejor en el trabajo y en lo que te propongas porque recuperarás la ilusión por hacer otras cosas que te hagan feliz.

7 - Evitarás el desarrollo de otras patologías, enfermedades graves

Cuidarás tu hígado y no le harás trabajar en exceso. Este órgano sufre mucho durante la metabolización del etanol. Su salud mejorará notablemente si dejas el consumo. Te ahorrarás enfermedades como la hepatitis alcohólica o el cáncer de hígado.

Pero no sólo el hígado, sino la cantidad de enfermedades relacionadas directamente con el consumo abusivo. Las más graves serían la intoxicación coma etílico o el síndrome de Korsakoff así como una accidente cardiovascular o infarto.  En el caso de las mujeres, son más susceptibles a los efectos nocivos del alcohol, hay un gran riesgo de cáncer de mama.

En el siguiente enlace puedes leer y conoce todas las enfermedades causadas por el alcohol

8 - Dejarás de arruinarte

Ahorrarás dinero porque gestionarás mejor tu economía. Antes, las conductas adictivas hacían que de repente gastases en cosas que no necesitabas, o derrochases dinero. Te volverás más sensato y tu bolsillo también lo notará.

9 - Reducirás los factores de riesgo de accidentes de tráfico y de accidentes domésticos

Ya no sólo en un estado de intoxicación, sino que uno no hace bien las cosas porque las funciones siguen alteradas. El consumo afecta los reflejos, la orientación en le tiempo y espacio, la visión, los nervios, la atención, etc.

Esto quiere decir que no sólo se está en riesgo cuando se conduce ebrio sino que ya el organismo funciona mal el resto del tiempo. Estas funciones van mermando con el paso del tiempo y el consumo y se añade al estado emocional inestable, por lo que hay sobresaltos, nerviosísimo, falta de atención, que como además no se está en estado ebrio, se conduce bajo una falsa sensación de control. Se tiene más riesgo de sufrir un accidente al volante.

10 - Repararás alteraciones neuropsicológicas

Algunas alteraciones neuropsicológicas mejoran con al abstinencia más o menos rápido, pero otras necesitan más tiempo y lo harán de forma gradual mientras que otras directamente se mantendrán años después de dejar de consumir.

Cuándo debes consultar a un especialista

Si beber te está causando problemas graves en tu vida habla con tu médico o con un especialista. Si tu familia lo ha notado pero tu no puedes darte cuenta ya que lo disfrazas de excusas, habla con tu médico o un especialista. Las excusas que te dices son engaños que te impiden darte cuenta de que realmente tienes un problema y un problema grave.

Si estás en un estado más avanzado y sí que lo sabes, pero no puedes darte cuenta tampoco porque prefieres pensar que puedes controlarlo, que lo vas a dejar cuando quieras, consulta con tu médico o con un especialista.

Escucha a tus familiares, amigos cuando te digan que tienes un problema con el alcohol. Reflexiona sobre la posibilidad de hablar con alguien que haya tenido este problema y se haya recuperado.

Si tu ser querido necesita ayuda

Cuando un miembro de la familia es alcohólico, como cualquier otra enfermedad, afecta a toda la familia. Convivir con un paciente de alcoholismo no es fácil ya que muchos de ellos no reconocen el problema. La intervención por parte de los familiares puede ayudar a algunos a aceptar que necesitan ayuda profesional.

Si te preocupa que un ser querido que bebe en exceso, pide ayuda a un profesional con experiencia en el tratamiento del alcoholismo.

solicita consulta ahora
¿Te ha gustado el artículo?

Suscríbete. Déjanos tu email y recibe contenido genial cada mes